Nuestra Historia.

AMARÁ, se remonta a fines de la década del 90. Nace como una agrupación de Profesionales de la Educación y la Salud al alero de la Filial Santiago de UNPADE, institución en que se funda la primera sala de Atención Temprana del Desarrollo Infantil. Con este hito se convierte en la organización precursora de este enfoque del desarrollo temprano en nuestro país.

           

En los primeros años, sus acciones principales estuvieron circunscritas a la orientación, apoyo y contención de padres y madres que necesitaban ayuda para facilitar la evolución y autonomía de sus bebés, niños o niñas cuyo nacimiento estaba enmarcado en una situación compleja por presentar una condición biológica distinta o por haber vivido una gestación o un parto de alto riesgo para su evolución.

 

En el transcurso de estos años, las familias atendidas han aprendido a sostener a sus hijos, a observarlos y a acompañarlos a partir de sus potencialidades, logrando de esta manera superar sus necesidades iniciales gracias al marco de acción y los lineamientos de la Atención Temprana del Desarrollo Infantil (ATDI).

 

Años más tarde, AMARÁ se abrió hacia el ámbito de las capacitaciones, contribuyendo con la especialización de equipos de salud de maternidades de hospitales públicos e institucionales y de clínicas privadas desde los parámetros de la ATDI. Así mismo, comenzó a apoyar la labor realizada al interior de Hogares de Lactantes de la Región Metropolitana quienes dieron los primeros pasos en esta visión del desarrollo.

 

Participó activamente en la transformación de las practicas pedagógicas de los equipos de Educación Inicial del Hogar de Cristo a lo largo de todo el territorio nacional, experiencia que le permitió avanzar -posteriormente- hacia el empoderamiento de equipos profesionales de Escuelas Especiales, de la Fundación Integra y de otras organizaciones dedicadas a la infancia.

 

El trabajo desarrollado desde la prevención y promoción del desarrollo; así como el análisis de realidades a través de algunas investigaciones educacionales, nos ha permitido conocer en profundidad las necesidades de  diferentes familias y comunidades, constatando la importancia de enmarcar el sostenimiento del desarrollo infantil desde una visión global de la persona, respetuosa de la individualidad, de los tiempos y ritmos propios.

 

En diciembre de 2015 AMARÁ se refunda como una corporación sin fines de lucro, con el propósito de captar recursos para ampliar la cobertura de familias cuyos hijos e hijas se encuentran en situación de vulnerabilidad y con el objetivo de promover proyectos en diferentes comunidades que permitan avanzar en materia de infancia e instalar un trabajo transdisciplinario entre los distintos organismos y profesionales dedicados a la infancia temprana.

amarainfancia©gmail.com

¡Por una Infancia Plena!