Programa de Atención Temrpana para el Desarrollo Infantil

March 04, 2019

Este programa ha sido concebido como el eje rector de nuestro trabajo. Está destinado a bebés, niños y niñas menores de tres años que por haberse gestado en condiciones de riesgo o por presentar una condición biológica, física, psíquica o social desmejorada, pueden ver vulnerada su evolución. Su propósito fundamental es potenciar el DESARROLLO GLOBAL a partir de la REPARACIÓN de su Vida Emocional.  

 

En éste programa las familias aprenden a sostener a sus hijos, a observarlos y a acompañarlos según sus potencialidades. Logran desarrollar competencias parentales enriquecedoras que permiten superar las necesidades iniciales de los niños a partir de la estructura y los lineamientos de la Atención Temprana del Desarrollo Infantil.

 

Este programa se lleva a cabo en una de las dos modalidades que se describen a continuación:

 

  • En espacio AMARÁ: La intervención se realiza en la sala de Atención Temprana. En ésta los padres o familiares directos son contenidos, orientados y  acompañados por alguno de los especialistas en ATDI, quienes les aportan estrategias y técnicas que les permiten potenciar al máximo las capacidades de sus hijos y los ayudan a reaprender acerca del desarrollo infantil.  Los bebés, niños o niñas acceden a los dispositivos materiales dispuestos en función de sus capacidades, logrando experimentar nuevos descubrimientos y conquistas motrices, comunicacionales, emocionales, sociales, cognitivas y relacionales.

 

  • En Casa: La orientación, contención y acompañamiento a las familias se lleva a cabo en el domicilio de los bebés o niños cuando por razones de salud de los pequeños o de sus adultos significativos no pueden concurrir a nuestro espacio de ATDI o, cuando existen  requerimientos mayores para la crianza, generando la necesidad de desarrollar esta modalidad alternativa de intervención. En el domicilio, los especialistas ayudan a los padres a generar condiciones materiales, espaciales y emocionales, para la manifestación de capacidades a través del  despliegue de iniciativas por parte de los pequeños.

Programa de Reparación a Figuras Parentales.

March 04, 2019

Las figuras parentales son el sostén de toda la vida de un bebé.

 

Es el vínculo con estas figuras lo que permite a las niñas y niños relacionarse con su mundo, explorarlo y desarrollarse sanamente.

 

De la sanidad emocional de estas figuras, dependerá la visión de mundo que este bebé construya. Sin embargo, en nuestras prácticas hemos podido detectar que muchas veces las figuras parentales se encuentran dañadas por diversos factores: infancia o adolescencia dañada, historias de maltrato y abuso o traumas vividos que dificultan el establecimiento de vínculos positivos con sus hijos.

 

En estos casos, muchas veces, la paternidad o la maternidad, se convierte en el escenario que los lleva a revivir muchos de los conflictos y traumas ocurridos en el trascurso de su vida haciendo difícil mantener la tarea de cuidar y sostener la vida de sus propios niños.

 

Esta realidad es la que lleva a la emergencia de este programa que tiene como objetivo ayudar a la recuperación de la vida emocional de las figuras parentales.

 

El sentido del Programa de Reparación a Padres y Madres se funda en la premisa que del vínculo gestado con los adultos significativos depende el desarrollo del niño, ya que sólo un vínculo afectivo positivo es el que permite a los pequeños crecer y evolucionar sanamente.

 

Para ello, AMARÁ, brinda apoyo y orientación directa a jóvenes o adultos, padres y madres, que acuden a la institución,  brindándoles apoyo y acompañamiento en la crianza.

 

En aquellos casos específicos en que la complejidad de las situaciones de vida que han afectado a las figuras parentales obstaculiza su rol paterno o materno llegando a poner en riesgo la integridad de los hijos, AMARÁ asesora y deriva a las familias a otras instituciones especializadas. Su rol pasa a ser la de acompañante en los procesos terapéuticos y/o judiciales a los que han sido derivados.

 

"Son los adultos significativos quienes presentan a los bebés, niños y niñas el mundo y  les permiten  relacionarse con éste, gestando en ellos las Primeras Matrices relacionales, emocionales, comunicacionales, de Aprendizaje y las Representaciones de Vida" (A.Y.B, 2015).

1 / 1

Please reload